¿CUÁNTO PODEMOS AHORRAR SEGÚN LA CLASIFICACIÓN ENERGÉTICA DE UN ELECTRODOMÉSTICO?

 

La eficiencia energética de los electrodomésticos nos brinda la oportunidad de ahorrar gradualmente en nuestras finanzas familiares. Descubramos cómo podemos lograrlo. Al prestar atención a la clasificación energética de un electrodoméstico, podemos ahorrar una suma considerable en nuestra factura de electricidad. Al comprar un electrodoméstico, es importante considerar este aspecto para optimizar nuestro consumo. ¡Veamos por qué!

¿Cuáles son los factores que consideras al comprar un electrodoméstico? Para muchos consumidores, la eficiencia energética no es una de las variables más importantes a la hora de tomar decisiones. Sin embargo, una vez que comprendemos cuánto podemos ahorrar mensualmente  en nuestra factura, la perspectiva sobre este factor cambia drásticamente y se vuelve crucial.

Normalmente, al adquirir un televisor, una lavadora, un refrigerador u otro electrodoméstico, solemos basar nuestra elección en el precio, la marca o el diseño. Rara vez nos preguntamos cuánto puede contribuir ese equipo al consumo de energía o cuánto dinero podemos ahorrar mensualmente en la factura de energía.

Sin embargo, esto ha ido cambiando a medida que los precios de la energía han aumentado progresivamente. El aumento desproporcionado en el costo de la energía nos ha llevado a considerar nuevas alternativas de ahorro.

La mayoría de los expertos coinciden en que el ahorro comienza incluso antes de llevar un electrodoméstico a casa. Elegir electrodomésticos altamente eficientes es una de las mejores formas de ahorrar cientos o incluso miles de euros al año.

Aunque la clasificación energética aún no es un factor determinante en las decisiones de compra, en CreaSolar hemos realizado un análisis sobre el ahorro que puede generar un equipo eficiente en tu economía familiar. Continúa leyendo para descubrir cómo la elección del equipo adecuado puede marcar una gran diferencia en tus finanzas personales.

¿QUÉ SIGNIFICA LA CLASIFICACIÓN ENERGÉTICA DE UN ELECTRODOMÉSTICO?

En prácticamente todos los mercados, los fabricantes están obligados a proporcionar información sobre el consumo de energía de sus equipos. Esta clasificación informa al comprador sobre la eficiencia del equipo en relación con su consumo durante su funcionamiento.

Un equipo es considerado más eficiente si logra alcanzar sus objetivos con un menor consumo de energía. Gracias a los avances tecnológicos, los equipos actuales pueden cumplir con las demandas energéticas utilizando motores y componentes cada vez más eficientes.

En general, existe una clasificación alfabética que va desde la A hasta la D, acompañada de signos positivos que indican la eficiencia energética. Los electrodomésticos con una clasificación energética más alta, como A+++, consumen menos energía que aquellos con una clasificación más baja, como B o C.

Además, la eficiencia energética se suele representar mediante una guía de colores que va desde el rojo (baja eficiencia) hasta el verde (alta eficiencia). Veamos cómo se clasifican según estos dos parámetros:

A+++ (verde oscuro): Muy alta eficiencia

A++ (verde medio): Alta eficiencia

A+ (verde claro): Eficiente

A (amarillo): Eficiencia moderada alta

B (naranja): Eficiencia moderada baja

C (rojo claro): Baja eficiencia

D (rojo oscuro): Muy baja eficiencia

¿Cuánto podemos ahorrar según la eficiencia energética?

En términos de ahorro, un electrodoméstico con mayor eficiencia consumirá menos energía por hora de funcionamiento que uno menos eficiente. De hecho, se estima que la diferencia entre un electrodoméstico clasificado como D y uno clasificado como A+++ puede ser de hasta el 70%.

Para visualizarlo de manera más práctica consideremos los 3 electrodomésticos más comunes en nuestros hogares y analicemos el ahorro aproximado de consumo según su etiqueta de eficiencia.

Si tenemos en cuenta que un electrodoméstico más eficiente requiere menos electricidad para funcionar, podemos deducir que será mas económico que uno menos eficiente. 

Tomemos como ejemplo un análisis estimado del ahorro anual de un frigorífico:

Esto no solo tiene un impacto positivo en nuestro bolsillo, sino que también beneficia al medio ambiente. Los electrodomésticos clasificados como A o A+++ generan una menor huella de carbono. La eficiencia contribuye a reducir su impacto ambiental.

Sin embargo, muchos consumidores notan que los electrodomésticos más eficientes  suelen tener un precio más elevado. En este sentido, las nuevas tecnologías y la creciente preferencia de los consumidores están ayudando a reducir gradualmente la brecha de los precios.

A medida que aumenta la demanda de electrodomésticos eficientes, la diferencia de precios se vuelve menos significativa. En algunos segmentos del mercado, la diferencia de precio entre un electrodoméstico menos eficiente y uno más eficiente es prácticamente insignificante.

Algunas marcas han dejado de producir electrodomésticos menos eficientes debido a la baja demanda en el mercado. En un futuro cercano, es posible que solo encontremos equipos con altos niveles de eficiencia y consumo reducido.

 

Ahorra en tu factura de electricidad cada mes instalando

placas solares. Descubre el potencial de tu tejado. 

Si utilizamos energía solar ¿deberíamos preocuparnos por la eficiencia energética de los electrodomésticos?

Durante el verano, los picos de demanda eléctrica suelen darse en las horas de más calor. Usa la energía solar generada durante las horas de mayor radiación solar para alimentar el aire acondicionado y otros electrodomésticos. Esto te permitirá reducir la cantidad de energía que tomas de la red eléctrica en momentos de alto consumo, ahorrando aún más energía.

Esta es una pregunta frecuente para las personas que han instalado paneles solares, que generan y consumen  su propia energía. La energía solar reemplaza una gran parte del consumo de energía tradicional, lo que se ve reflejado en un mayor ahorro en la factura de la electricidad.

Sin embargo, precisamente en estos casos, una mayor eficiencia en los electrodomésticos puede aumentar aún más los beneficios. Un menor consumo optimiza el rendimiento de la autogeneración de energía y aumenta la posibilidad de generar excedentes.

En el sistema actual, un consumidor promedio puede devolver a la red eléctrica el exceso de energía no utilizada y recibir compensaciones económicas. Estas compensaciones pueden destinarse al pago de la factura eléctrica e incluso generar ingresos pasivos.

En CreaSolar, realizamos estudios personalizados y detallados de autoconsumo para analizar el consumo actual y futuro de viviendas y empresas. De esta manera, podemos seleccionar la combinación de eficiencia energética que maximice los beneficios.

¿Sabes cuánto podrías ahorrar con placas solares?

Descubre tus posibilidades de ahorro solicitando un estudio personalizado GRATIS

Contáctanos

6 + 12 =

Compartir:

Abrir chat
1
¿Puedo ayudarte?
Hola
¿En qué podemos ayudarte?